MOONS


Cada hogar es un mundo en sí mismo. Un espacio en construcción con sus propias normas físicas. Cada miembro de este pequeño mundo, es como una luna. Un satélite vinculado a su entorno a través de una fuerza gravitatoria muy concreta. La mínima variación en el estado de cualquiera de estos elementos puede afectar considerablemente la estabilidad del planeta y, en consecuencia, la percepción que sus habitantes tienen de él.

Para hacer este proyecto me impuse una única norma, todas las fotografías debían estar hechas dentro de los límites de mi casa. A partir de esta única directriz, empece a fotografiar los espacios, los objetos domésticos y a sus habitantes. Pero a medida que iba acumulando imágenes, sentí la necesidad de transformar toda esa realidad tan palpable y evidente, para adaptarla a mi discurso, y así hablar no solo de lo tangible, sino también de aquello que no vemos.

Cat · Es · Eng